El panorama es desolador para los comerciantes. Hablan de enormes pérdidas.
 
La dilatación de los trabajos en la calle 24 de Mayo, en el tramo desde la avenida Emiliano Ortega hasta la 10 de agosto, ha generado enormes pérdidas económicas a los propietarios de negocios en este sector.
 
Aunque este tramo ya está habilitado parcialmente a la circulación vehicular, todavía se siguen realizando trabajos a nivel de las veredas. Estas obras son parte del proyecto de regeneración urbana que comenzó a mediados de marzo.
 
En un negocio, cuyo propietario pidió la reserva de su nombre, se mencionó que no se está cumpliendo con lo ofrecido. “En un principio, cuando iniciaron los trabajos, pasaron informando que hasta el 30 de abril entregaban todo terminado. Concluyó junio y tranquilamente les falta un mes más de trabajos”, señaló.
 
Además, de acuerdo con el profesional, en este sector siete locales fueron devueltos por la falta de clientes. Entre los negocios cerrados constan dos mueblerías, uno de venta de café, otro de arreglos de computadoras, panaderías, entre otros.
 
Pérdidas
La posibilidad de prestar servicio a domicilio ha permitido que otros negocios subsistan, pero se habla de pérdidas que alcanzan hasta el 80%.
 
En un restaurante se indicó que antes del inicio de los trabajos de regeneración urbana vendían hasta 150 almuerzos diarios, pero en la actualidad, máximo venden 30 almuerzos. “45 días fue el compromiso”, se menciona con cierta desazón, a la vez que se enfatiza que el contar con local propio les permite mantener abierto el local, caso contrario ya lo hubiesen cerrado.
 
Asimismo, entre los comerciantes consultados, se mencionó que la gran cantidad de polvo también genera malestar, a la vez que indicaron que nadie les ha dado ninguna explicación respecto a por qué se han dilatado los trabajos.
 
Para los propietarios de inmuebles donde funcionan locales comerciales, esto también les genera pérdidas porque empezaron a desocupar esos espacios.
 
A pocos metros, en la misma 24 de Mayo, en el tramo entre la 10 de Agosto y Rocafuerte, donde ya iniciaron los trabajos de la segunda fase, otro comerciante también expuso su preocupación. Aunque reconoce que hay otros factores que han ocasionado que bajen las ventas, señala que estos trabajos también inciden y en su caso las pérdidas son de alrededor del 50%. “Tenía pensado cambiarme de local, pero habilitaron el paso y no lo hizo, pero igual la gente tiene problemas para transitar”, señaló este comerciante, quien también conoce de otros vecinos que han empezado a cerrar sus locales.
 
Este medio intentó obtener una versión de representantes del proyecto de Regeneración Urbana, respecto a la dilatación de los trabajos, pero en esta dependencia se indicó que estaban en reuniones fuera de la entidad. (OGS)
 
“Queremos que terminen pronto los trabajos y se abra la circulación a los vehículos”
Comerciante
24 de Mayo y José A. Eguiguren
 
EL DATO
En uno los inmuebles, el propietario les hizo un descuento en el arriendo por dos meses, pero luego retomaron el valor original.
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here