Con el objetivo garantizar su derecho a una vejez digna y mejorar sus condiciones de vida, el Centro Gerontológico Residencial “San José” de Cariamanga, que es regentado por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) en convenio con la Congregación de Dominicas Hijas de Nuestra Señora de Nazareth, recibió a dos adultos mayores oriundos de las parroquias Chile y Changaimina, de los cantones Calvas y Gonzanamá, respectivamente. Ambos vivían en situación de vulnerabilidad.

Rigoberto Jima, 81 años, y Pablo Benítez, de 88, recibían atención del MIES a través de la modalidad visitas domiciliarias; sin embargo, cuando el equipo técnico evidenció que no pueden continuar siendo cuidados por sus familiares porque también son personas adultas mayores, derivó su atención al servicio residencial.

La directora distrital del MIES Calvas, Jenny Pauta Aguinsaca, afirmó que esta cartera de Estado ejecuta diferentes acciones que priorizan la protección integral de las personas adultas mayores que se encuentran en condiciones de pobreza, pobreza extrema y vulnerabilidad.

Este centro gerontológico brinda servicios de cuidado integral a 45 personas adultas mayores que allí residen. Para ello, el MIES invierte cerca de $340 mil para su funcionamiento.

Actualmente, en los cantones Calvas, Gonzanamá, Sozoranga, Quilanga, Espíndola, Macará y Zapotillo, que pertenecen al distrito Calvas, el MIES atiende de forma directa y a través de convenios a 3.512 personas adultas mayores en las modalidades residencial, diurna y domiciliaria, con una inversión superior a los $1.8 millones.

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí