La comercialización bajó  en un70%. La comunidad prefiere los económicos. Patios de carros están cerrando.
Muchos o pocos vehículos y pocos compradores. Es la tónica que se observan en el mercado automotriz en la ciudad. Es que es notorio cómo les está afecta la crisis económica. 
 
A nivel general los gerentes de los patios de carros coinciden que esto obedece a la situación económica; aseguran que desde noviembre de 2015 las ventas tendieron a la baja en un 50% pero desde enero decrecieron en un 60% al 70%, lo que los tiene preocupados.
 
Situación
 “Antes comercializábamos unos 20 vehículos mensualmente, ahora tan solo tres cada dos meses”, mencionó un comerciante que prefirió no identificarse. Adujo que a pesar que intentan buscar alternativas para acaparar clientes, pero no surge efecto.
 
“Es innegable que hay afectación en el sector comercial y por su puesto nos incluye a nosotros”, refiere Jaime Maldonado, gerente de Covehmal. Aduce que en su caso las ventas bajaron en 70% a partir de este año.
 
“Aunque es generalizada las comercio decrecido, en ciudades como la nuestra la situación es más crítica”, afirma. Aunque deja en claro que hasta la fecha no han despedido al personal porque no son muchos entes los que laboran y porque dice han sido capacitadas.
 
Esto refiere que es gracias a que obligadamente les tocó cobrar algunos servicios que antes eran gratuitos y porque están evitando ubicar publicidad y tratando de ser lo más austeros posible.
 
Maldonado explica que la tendencia es que las personas llegan a cambiar con vehículos de menor valor, “de lo que nos mencionan lo utilizan para pagar deudas, terminar alguna construcción y más”, recalcó.
 
Mientras que Nixon Bravo, gerente de Santiago Motors, asevera que la gente ya no quiere acceder a los créditos por el temor al endeudamiento, “pese a que nosotros damos facilidades de crédito con la banca”, afirma.
 
Al tiempo que revela que personas que tienen vehículos de gama alta (20 mil dólares en adelante) están llegando a vender los automotores para llevarse uno de menor valor; “tampoco podemos adquirir dichos carros porque los vamos a tener tres o cuatro meses y eso significa pérdidas”, puntualizó.
 
En su caso dice antes vendían un vehículo hasta en 8 días, ahora demora un mes o más dependiendo del vehículo. En este patio tampoco han prescindido de personal, ya que es familiar. (DVL).
 
EL DATO
Algunos de los locales están optando por cobrar algunas cosas que antes eran gratuitas.
 
“Los vehículos que ahora compramos son por pedido. Tenemos más vehículos por consignación que demoran unas tres veces más en salir”.
Jaime Maldonado
Gerente de Covehmal
 
“Estamos trabajando con vehículos económicos ya que esos prefiere la gente. Estamos afectados tremendamente”.
Nixon Bravo
Gerente de Santiago Motors.
 

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí