36 estudiantes de la Región 7 lograron graduarse en Bachillerato Internacional. Su futuro profesional está en duda.
 
Soñar con estudiar en el exterior en una de las mejores universidades del mundo es una ilusión de muchos jóvenes en Ecuador, en especial para aquellos que no cuentan con los recursos económicos suficientes para costear alguna carrera, ni los gastos que demanda la estadía.
 
Hace algunos años los mejores estudiantes de diferentes establecimientos educativos comenzaron a creer en esta posibilidad, y ver este sueño como alcanzable cuando el colegio donde se educaban, después de mucho esfuerzo y perseverancia, era aceptado para incursionar en el Bachillerato Internacional (BI).
 
Luego de un proceso arduo de adecuación, preparación y formación, en la actualidad Loja, Zamora y El Oro, ya entregaron la primera promoción de estos estudiantes (con bachillerato internacional). Son 36 en total.
 
Testimonio
En 2012, el colegio Daniel Álvarez Burneo comenzó el proceso para tener el BI, dos años después lo consiguieron e iniciaron una nueva travesía. En el período 2013-2014 iniciaron con el Prebachillerato Internacional, entregando hoy en día 21 de 24 estudiantes certificados por instancias internacionales.
 
A decir de Geovana Aizaga, coordinadora del BI de esta institución, han entregado el mayor número de estudiantes BI de un mismo establecimiento y de un mismo proceso.
 
Pero la realidad va más allá y la alegría de conseguir un buen registro educativo se opaca por la falta de apoyo del Estado, a través del Ministerio de Educación, pues este establecimiento, al igual que otros, solo recibió el primer desembolso, el mismo que era destinado para la inscripción de los estudiantes y la adecuación de las aulas de estudio.
 
Según se conocía, cada año el Estado iba a entregar una suma similar a los centros educativos que tengan BI, pero este ofrecimiento no se cumplió. Así lo afirma Aizaga, cuya versión es respaldada por docentes del proyecto.
 
Beneficios
Los estudiantes que se formaron en el BI, aparte de tener un buen nivel educativo, conocimientos en varias áreas, dominio total de las materias y un puntaje alto en las pruebas tomadas por instancias internacionales, tienen la posibilidad de acceder a la Universidad que ellos deseen en cualquier parte del mundo.
 
Los alumnos que no dispongan de los recursos económicos suficientes para cubrir sus estudios superiores, pueden acceder a una ‘beca educativa’.
 
“Cuando nos invitaron a participar nos dijeron que el alumno que diploma con BI tendría una beca educativa directa, pero ahora con la crisis económica que vivimos esta oportunidad no se dará, nos dijeron”, menciona la coordinadora del BI del Colegio Daniel Álvarez.
 
Pero, sin duda, la hazaña de este colegio no fue solo la entrega de 21 BI, sino de que los docentes no recibieron la capacitación pertinente que les ofrecieron en un principio por parte del Ministerio de Educación. Para lograr la meta tuvieron que costear los gastos de su preparación, adquirir los libros necesarios, viajar, nivelarse, invertir para poder ser docentes de BI, la institución también los apoyó en su preparación.
 
“El trabajo que desarrollamos es netamente de la planta docente, la fortaleza para este logro son los maestros”, comenta Geovana Aizaga. La información que ellos recopilaron en las capacitaciones fue compartida con maestros de 13 colegios de la Región 7 que estaban en las mismas condiciones, muchos de los cuales lograron entregar algunos Bachilleres Internacionales al país.
 
Más colegios
Bernardo Valdivieso, Antonio Peña Celi, Nuestra Señora del Rosario de Catamayo, Calasanz de Saraguro y Madre Bernarda de Zamora, son algunos de los colegios que lograron entregar bachilleres internacionales.
 
Enrique Mendoza, coordinador del BI del colegio Adolfo Valarezo, afirma que la experiencia fue positiva tanto para los estudiantes como para los docentes. Señala que el apoyo recibido por el Estado fue el relacionado con el costo de la inscripción de los alumnos más un monto para comenzar la adecuación de las aulas.
 
“A nosotros nos falta dinero para mejorar las instalaciones, no tenemos adecuado el lugar”, menciona Mendoza, quien confía en el proceso que debe ser perfeccionado.
 
Para Richard Ruiz, docente de BI del Adolfo Valarezo, la propuesta es interesante porque con ello buscan un perfil de altura de los estudiantes, pero le preocupa la parte operativa, es decir, la parte de los nexos educativos entre países o ministerios, puesto que hay muchos jóvenes que están haciendo conexión con las universidades por su propia cuenta.
 
Él como docente concuerda que el principal inconveniente fue la capacitación, por tanto, buscaron por sus propios medios cumplir con este proceso e integrar las filas de maestros de BI. (PBC)
 
TOME NOTA
Diario La Hora intentó comunicarse con los representantes del Ministerio de Educación en la provincia y región, pero se informó que se encontraban en una videoconferencia impostergable.
 
“Primero debemos estructurar bien el Bachillerato General Unificado y luego el BI”
Richard Ruiz
Docente BI-AV
 
“Vamos a seguir trabajando en el BI, hemos hecho el compromiso, la planta docente está preparada”
Geovana Aizaga
Coordinadora BI-DAB
 
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here