La Asamblea Nacional analiza una nueva contribución especial de mejoras que se pagaría cuando la construcción de obras públicas aumente la plusvalía de un predio. 
 
El proyecto de Ley para la Eficiencia en la Contratación Pública buscaría mecanismos que permitan al Gobierno Central recuperar parte del beneficio generado por la realización de obras públicas de su competencia; soluciona problemas vinculados con la especulación del suelo que limitan la gestión expropiatoria del Estado y retrasan la ejecución de obras públicas impulsadas por el gobierno central y los gobiernos autónomos descentralizados, entre otros aspectos.
 
Según la propuesta, el monto de la contribución la definirá la entidad ejecutora de la obra y “… no podrá exceder del 50% de la revalorización experimentada por el inmueble”.  
 
El vicepresidente de la Comisión que trató el tema, Fausto Terán, defendió esta nueva contribución. El asambleísta señala que, por ejemplo, para el cálculo del impuesto a la plusvalía el pago de esa contribución se suma al valor del inmueble y no incrementa el tributo sobre las ganancias extraordinarias.
 
Sin embargo, a los asambleístas de oposición esto no los convence e insisten en que se suman impuestos. 
 
Luis Fernando Torres, asambleísta socialcristiano, explica que si se construye una escuela o un hospital en determinada zona, los ciudadanos tendrán que pagar por ese “beneficio”. Por lo que considera que se trata de un impuesto adicional al ya aprobado por la Asamblea.
 
El proyecto de Ley para la Eficiencia en la Contratación Pública entró a segundo debate, este 28 de diciembre, pero después de varias intervenciones fue suspendido, sin definir nueva convocatoria para su votación.

Fuente: Ecuavisa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here