Un análisis de la prensa internacional apunta a que el volante de la “Tricolor”, Antonio Valencia, protagonizó ante Suiza uno de los partidos de más bajo rendimiento en su carrera.
 
Se anota que Valencia, la figura más reconocida de la selección de Ecuador, cuajó frente a Suiza uno de los peores partidos que se le recuerdan en la “Tri” y fue el mayor damnificado de la derrota.
 
Perder frente al cuadro helvético por 2-1, con un tanto en el último minuto de Haris Seferovic, ha bajado de la nube en la que se encontraban los hombres de Reinaldo Rueda, que vivían envueltos en un optimismo peligroso. Llegaron a la cita contagiados por la euforia que flotaba en el ambiente que rodeaba a la expedición, según el análisis.
 
Asimismo, detalla que prensa y aficionados contagiaron a un grupo de jugadores que saltaron al césped del estadio Mané Garrincha de Brasilia con el mensaje de que Suiza era un rival del mismo nivel al que se le podía ganar para optar a la segunda plaza. Con Francia intocable, el equipo de Ottmar Hitzfeld era el equipo a batir. Sin embargo, tal vez no se tuvo en cuenta que los helvéticos son un hueso duro de roer.
 
En el ojo del huracán de la derrota ecuatoriana se encuentra un hombre. Un futbolista que es la máxima figura de su selección y de quien se esperaba mucho más en su debut. Antonio Valencia, con experiencia en un Mundial (jugó el de Alemania 2006), no hizo nada relevante durante el partido.
 
El jugador del Manchester United juega en una liga potente, la inglesa, y conoce de sobra la palabra presión. Pero no tuvo su día contra Suiza. No se pudo ver su impresionante velocidad y su desborde por la banda derecha. Estuvo desaparecido y su selección lo notó.
 
El extremo de Ecuador llegó a la cita de Brasil en un momento extraño. Algo parece que no anda bien. Valencia tiene un carácter en el campo muy comedido. Pero durante el amistoso contra Inglaterra, previo a viajar a Porto Alegre, fue expulsado por empujar a Raheem Sterling, que hizo una dura entrada al ecuatoriano.
 
Antes del inicio del Mundial, esa acción fue el centro de casi todos los comentarios sobre Ecuador. Llamó demasiado la atención y pudo descentrar a un jugador que también lloró mucho la muerte repentina de su amigo y compañero de la selección, Christian “Chucho” Benítez.
 
A él le hizo un juramento de “hermano”, como desveló Reinaldo Rueda, que dijo que ambos se conjuraron para disputar juntos un Mundial. Una desgracia dejó a “Chucho” fuera mientras Valencia, con todo el peso a sus espaldas de jugador estrella de Ecuador, no pudo destacar en el que tal vez era el partido más importante del grupo E para los sudamericanos.
 
El que fuera declarado por la FIFA jugador más veloz del 2013, con una velocidad punto de 35 kilómetros por hora, contra Suiza estuvo espeso, sin desborde y no tan rápido como acostumbra. Ecuador echó mucho de menos a su jugador, imprescindible para abrir defensas rivales.
 
Reinaldo Rueda se mostró conciliador cuando habló de la actuación de su futbolista, de quien espera mucho más: “Antonio hizo un buen trabajo. Todos sabemos que él puede dar más, pero conversaremos con él para aprovechar mucho mejor sus condiciones”, dijo en la rueda de prensa posterior al choque.
 
Mientras todos los errores de Ecuador se analizan por el cuerpo técnico de la “Tri”, los jugadores llegaron al complejo Vila Ventura de Viamao, donde hoy se entrenaron a puerta cerrada y sin atender a los medios de comunicación.
 
Valencia no es el único que falló. Tampoco estuvieron a la altura otros como Felipe Caicedo o Jefferson Montero, llamados a brillar con Ecuador en el Mundial. Pero no son los dos nombres más llamativos. Antonio Valencia es conocido en todo el mundo y por eso esté más en el punto de mira que el resto por su pobre actuación ante Suiza.
Fuente: http://www.ecuavisa.com/articulo/mundial-brasil-2014/tri/67675-antonio-valencia-punto-mira

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here