Una supuesta deshonra al excomandante de la Policía Municipal genera la acusación.
 
La ausencia del alcalde de Loja, José Bolívar Castillo, ayer, a la audiencia de juzgamiento ante una supuesta contravención por injurias contra Manuel Domínguez Rodríguez, excomandante de la Unidad Municipal de Seguridad Urbana habría llevado a disponer que el burgomaestre comparezca con la fuerza pública.
 
La diligencia judicial inició a las 08:30 sin Castillo Vivanco ni Galo Ortega Criollo, su abogado defensor, y luego de 15 minutos Mario Guerrero González, juez de la Unidad Judicial Penal de Loja, declaró fallida la misma y resolvió que se aplique el numeral 4 del Art. 642 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).
 
“En caso de no asistir a la audiencia, la persona procesada, la o el juzgador de contravenciones dispondrá su detención que no excederá de veinticuatro horas con el único fin de que comparezca a ella”, manifiesta el Art. 642 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).
 
“No hubo señalamiento”
Ortega Criollo indica que el señalamiento de la audiencia no les fue notificado. “Es por eso que no asistimos por cuanto judicialmente y procesalmente no fuimos notificados. No conocíamos que para el día de hoy (ayer) se había señalado la audiencia”, explica el abogado defensor del Alcalde.
 
“El doctor Castillo desacató la orden del señor juez. La vez pasada se convocó a una primera audiencia y pidió diferimiento aduciendo que estaba enfiestado. Se señaló para este día (ayer) y brilló con la ausencia. Solicitamos se aplique el Art. 642, numeral 4”, dice Freddy Aguilera Ramón, abogado del demandante.
 
Presuntamente Castillo Vivanco la noche del lunes 9 de mayo del 2016, desde las 23:00 hasta la 01:00, del martes 10 de mayo del 2016, le habría enviado varios mensajes aparentemente humillantes a Rodríguez Domínguez y le decía que consume alcohol y sabría acosar a las mujeres policías del Municipio.
 
Orden revocada
Ortega Criollo reconoce que el juez Mario Guerrero González dispuso la comparecencia del alcalde Castillo Vivanco con la fuerza pública, pero para un nuevo señalamiento, mas al advertirse el error en la notificación a la audiencia de ayer el magistrado revocó la orden para esa comparecencia.
 
“El proceso queda en ese estado y se dispuso que se vuelva a notificar para una nueva fecha. No existe orden de captura y reitero que se trató de un error y no sé si de buena o de mala fe del personal de secretaría de la unidad judicial penal por no citarnos oportunamente”, dice Ortega Criollo.
 
Aguilera Ramón dice que los mensajes enviados a su cliente son injuriosos y fueron a altas horas de la noche y que lo habría hecho porque alguien le dijo que el coronel Domínguez estaba bebiendo alcohol en una fiesta y por eso “lo llamó airadamente para reclamarle”. (WSV)
 
 
EL DATO
Hasta el cierre de la presente edición no se establecía la nueva fecha para la diligencia.
 

Fuente: La Hora 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here