España ha inaugurado su primer restaurante nudista. Se llama Innato y está en una de las zonas más cálidas del país: en el archipiélago de las Islas Canarias, concretamente en el sur de la isla de Tenerife. 
 
Según el portal RT, inspirado en la idea del mundialmente famoso restaurante The Bunyadi, de Londres, Innato ofrece un ambiente naturista relajado y un menú de inspiración ecológica, donde prima lo orgánico y lo natural. Sus menús incluyen platos de pescado, de carne o verduras y hortalizas, siempre orgánicos, cocidos al fuego de leña y su carta de vinos está compuesta por los mejores vinos biodinámicos de Tenerife. 
 
El restaurante también ofrece un «bufete afrodisiaco presentado encima de espectaculares mesas humanas», tal como ellos mismos dicen. Han entendido bien: comida servida sobre personas desnudas. 
 
La ropa no es lo único que está prohibido en Innato: tampoco se puede entrar con teléfonos móviles; en realidad, ni siquiera hay luz eléctrica y todo está iluminado con velas. Las cenas en Innato tienen un toque de viaje al pasado; el menú también parece de otro tiempo: servido en una rústica vajilla de barro, está compuesto por cinco platos y pensado para un disfrute largo, sin prisas, hasta bien entrada la noche.
 
Reservas
 
Un diario local de la isla de Tenerife estuvo en la inauguración y en su crónica cuenta que «dos figurantes vestidos de romanos, entre antorchas, daban la bienvenida a un local iluminado a base de muchas velas y varias chimeneas. Los clientes con reservas  dejaban sus vestimentas, carteras y móviles en una taquilla de madera y recogían allí un albornoz y unas pantuflas, antes de penetrar en el salón comedor, con reservados separados por cañizos de bambú, en unos casos, y visillos, en otros». Los clientes más pudorosos no están obligados a quitarse el albornoz, por supuesto.
 
Este curioso restaurante solo abre durante el turno de la cena. Innato tiene capacidad para albergar a unas 40 personas. Los nudistas que reserven mesa podrán cenar en cualquiera de los dos jardines que forman parte de sus instalaciones.
 
El precio de las reservas será de 150 euros por pareja, con el gran menú incluido. Si están pensando en ir, van a necesitar algo de paciencia: desde hace semanas, la lista de espera para adquirir una entrada cuenta con más de 37.000 personas.
 

Fuente: Ecuavisa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí