1. Si fuiste a los supermercados por una promoción y ya no tienen el producto, debes saber que ellos están en la obligación de ofrecerle una alternativa por el mismo precio. Mientras un establecimiento comercial se encuentre anunciando sus promociones, está en la obligación de tener los productos ofertados, por tal razón deben compensarte en caso de no tenerlos.

2. Que nunca se te olvide: Los productos que están a punto de vencerse, son los que siempre están de primeros en le estante. Lo ideal es siempre tratar de llevarse los que están en el fondo, especialmente si no van a ser consumidos inmediatamente. Por supuesto, siempre debes ser consciente de la validez del producto.

3.Los estantes inferiores están dirigidos a los niños, por eso es que los productos más caros que atraen su atención suelen ser ubicados allí.

4. Si un empleado se equivoca con el cambio, se honesto y devuelve lo que es, ya que lo más probable es que le toque pagarle al supermercado lo que te dio extra a ti y finalmente no estará pagando sólo dinero, sino tu deshonestidad.

5.Ten cuidado con esas promociones que dicen “compra uno, toma 2”; ya que podría no ser cierto. Aunque si podría ser cierto, no te dejes engañar, por lo que siempre es mejor comprobar; ya que a veces simplemente venden un solo precio que es la suma de los dos productos

6. ¿Te llevaste a la casa algún producto vencido? No te preocupes, deben cambiártelo por uno óptimo. Eso sí, recuerda guardar la factura de compra, porque dependiendo del país, el plazo de reclamo es de un promedio de 30 días.

7. Ten especial cuidado con la carne molida, ya que esta podría contener trozos de carne en descomposición dentro de ella. Es un poco aterrador, pero es verdad, algunos supermercados mezclan cortes de otras carnes, ya que así obtienen mejores ganancias; por lo tanto, procura escoger tu carne y molerla en casa.

8. Siempre asegúrate de mirar detalladamente tu factura; los cajeros pueden equivocarse (no necesariamente hacen las cosas de mala fe) y registrarte un producto dos veces.

9. Nunca te olvides de lavar lo que compraste antes de almacenarlo, aunque no parezca; las ratas y las cucarachas son algo bastante común en las bodegas de almacenamiento de los supermercados.

 

Fuente: Big Bam

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí