Nos brindan calor: A la mayoría de personas les gusta sentirse cómodos y calurosos cuando van a la cama. Dormir con tu perro te brinda calor extra, comodidad y una sensación de seguridad. Así que olvídate de esa sábana extra; porque tu perro estará más que feliz de darte calor.

Pueden animarte cuando estés deprimido: Los perros ofrecen algo que muchas personas no son capaces de ofrecer y es el amor incondicional y la lealtad. Cuando te sientas deprimido, sin duda alguna tu perro estará allí para consolarte y mucho más cuando por determinada razón tus amigos o familiares no puedan estar ahí para ti.

Te hacen sentir seguro: Los perros tienen un agudo sentido del olfato, y a menudo pueden oír algo antes que tu lo puedas hacer. Dormir con tu perro te permite sentirte un poco más seguro en la noche, especialmente cuando estás solo en casa. Darle un abrazo a tu perro te hará sentir seguro en las noches.

Pueden ayudarte a disminuir el estrés: La mayoría de los perros son muy intuitivos cuando se trata de las emociones humanas. Pueden sentir cuando estás triste, enojado o estresado. Los perros de terapia son comunes por esta razón y no hay duda de que dormir con tu mascota puede ayudarte a sentirte mejor.

Te brindan comodidad: Si alguna vez te has acostado con tu perro y lo has acariciado, sabrás lo bien que se tiente. Abrazar a tu perro y escuchar mientras respira, es algo que te puede traer tranquilidad y comodidad.

 

Fuente: BiosVita

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here