El presupuesto de la Prefectura de Loja sufre las consecuencias de las decisiones del Gobierno Central y la Asamblea Nacional en materia económica. Según un informe presentado ayer son alrededor de 8 millones de asignaciones que se dejarán de recibir en este periodo, lo cual agrava aún más la crisis generada por obligaciones pendientes con la entidad provincial que sobrepasan los 11 millones de dólares.
 
El prefecto Rafael Dávila Egüez considera que en lugar de buscar la reducción de gastos dentro del Gobierno Nacional, se ha buscado restarle recursos de los gobiernos autónomos, lo que afecta directamente a la población, en especial de los sectores rurales al reducirse la inversión en vialidad, riego, desarrollo productivo y agropecuario.
 
En 2015 la asignación para la Prefectura de Loja fue de 34’933.734,41 dólares, pero a raíz del 17 de marzo de 2016, con el acuerdo 0053 del Ministerio de Finanzas se establece el presupuesto para el presente año en 29’209.158,06 dólares, pero un nuevo acuerdo ministerial expedido el 3 de junio mermó aún más los recursos, dejándolos en 26’968.771,90 dólares, lo que representa un 22,80% con respecto al presupuesto de 2015.
 
Petróleo
Para Rafael Dávila la excusa está en la reducción del precio del petróleo, sin embargo observa que en la actualidad se está vendiendo el crudo en un valor superior al que se proyectó en el Presupuesto General del Estado. Aun así el Gobierno Nacional le adeuda a la Prefectura de Loja 11’159.976,75 dólares correspondientes a asignaciones del Modelo de Equidad Territorial, la competencia de riego y drenaje, y por la devolución del Impuesto al Valor Agregado.
 
La consecuencia es que la Prefectura ha decidido suspender algunas actividades a fin de reducir gastos, como ha pasado con el programa de perforación de pozos para extracción de agua profunda en las comunidades rurales y el mantenimiento de sistemas de riego. Lo que sigue es analizar la continuidad de proyectos de desarrollo productivo y del área social, buscando afectar lo menos posible el mantenimiento vial. (CAB)  
 
“Ni en las peores crisis un gobierno ha desatendido a prefecturas, municipios, juntas parroquiales como ocurre ahora”  
Rafael Dávila
Prefecto de Loja 
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here