El reconocido jugador y vicealcalde, Franco Quezada, dice que en julio hará el lanzamiento oficial de este proyecto de enseñanza.
 
A los 13 años un apodo sería el inicio de una recordada trayectoria en el deporte más emblemático del Ecuador: el ecuavoley o simplemente ‘voly’.
 
Esa es la historia de uno de los máximos exponentes de ese deporte en la provincia y el país. Franco Quezada o como sus seguidores lo llaman ’10 de brillos’.
 
Dice que ese ‘alias’ es porque lo consideraban como la mejor carta  para acompañar en el ecuavoley, haciendo alusión al juego de naipes. Confiesa que al principio no le agradaba, pero ya se siente identificado con ese apodo.
 
El tiempo ha pasado, pero su amor al ecuavoley sigue igual o hasta más latente. Son 24 años que defendió profesionalmente los colores de Loja y no quiere que esta tradición se pierda, porque en Loja hay buenos referentes en ese deporte que conjuga técnica, sapiencia, agilidad y experiencia.
 
Escuela de ecuavoley
El sueño de Franco Quezada ha sido instaurar una escuela de ecuavoley, donde se pueda impartir los conocimientos adquiridos a niños y jóvenes. Esa idea la pretende cristalizar en el mes de julio con un lanzamiento oficial de este proyecto.
 
Hace tiempo ya ha venido trabajado esta idea y ya tiene lista la implementación y las canchas para entrenamientos, que serán en la avenida Occidental, propiedad de Guillermo Ochoa.
 
Con algunos jóvenes ya se ha venido entrenando, pero quiere oficializarlo. Franco Quezada sonríe y dice que la escuela se llamará ’10 de brillos’, porque así lo identifican a él y ese nombre le gustó a su esposa e hijos.
 
Él junto a su hijo serán los principales entrenadores, pero se sumarán otros prospectos del ecuavoley lojano. La idea es que las prácticas sean de 16:30 en adelante, para no afectar su aspecto laboral.
 
Acota que se cobrará un costo mínimo de inscripción, pero aquellos que sean de escasos recursos no se les cobrará, porque no es una escuela con fines de lucro, sino con el afán de forjar un semillero lojano.
 
“El voly se ha hecho carne en mí, porque me ha marcado y se ha identificado conmigo, mi familia y amigos. Gracias a este deporte he podido conocer todo el país por representar a Loja sin pedir nada a cambio”, expresó. (AJBT)
 
Objetivos de la escuela
Hacer torneos permanentes.
Salir a buscar talentos en barrios y parroquias organizando torneos de ecuavoley.
Los campeonatos siempre serán con fines solidarios.
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here