Por pedido de la Diócesis de Loja la Comisaría de Ornato del Municipio, procederá a notificar a las personas que expenden ornamentos religiosos   en los exteriores de la iglesia Catedral,  para que se ubiquen en las portalerías de la calle Bernardo Valdivieso.

José Paúl Luzuriaga, director de Justicia y Policía, manifiesta que la reubicación será  durante los días que permanezca  la imagen de la Virgen del Cisne en nuestra ciudad. Sostiene que la Comisaria de Ornato entregará las notificaciones correspondientes y  los expendedores   deberán tomar los nuevos espacios a partir del 15 de agosto.

Detalla que la medida se toma debido a que la Diócesis de Loja coloca una  tarima en los exteriores del templo y es necesario que las puertas estén expeditas para el ingreso de los miles de feligreses  que llegan a la iglesia.

Carmen Morocho, quien asiste todos los días a los actos litúrgicos en la Catedral, considera que esta acción es oportuna, ya que habitualmente las personas se acumulan  al ingreso y salida de la iglesia, más aún con la llegada de la Virgen, “es preciso dejar libres los accesos para facilitar el ingreso de los miles de fieles que vienen de varios sitios del país y del mundo”.

Fuente: Municipio de Loja 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here