Dos fuertes sismos, uno de magnitud 5,5 a las 19H10 locales (17H10 GMT) y otro de 6.1 a las 21H18 (19H18 GMT) sacudieron este miércoles el centro de Italia causando un herido y numerosos derrumbes en la misma región devastada el 24 agosto por un terremoto.
 
El segundo sismo, más fuerte y largo que el primero, causó varios derrumbes en la región, azotada por una fuerte lluvia, según testimonios de los periodistas de RAI News que se dirigían a la zona, a unos 130 kilómetros de Roma.
 
“El segundo sismo fue largo, terrible. Ha sido el más fuerte que he sentido. Afortunadamente todos estaban fuera de sus casas y por ello creo que no hay víctimas”, aseguró el alcalde de Ussita, Marco Rinaldi, al noticiero de televisión SkyTG24. 
 
Los epicentros de los dos sismos se encuentran alrededor de 10 kilómetros de la ciudad de Visso, no distante de Ussita, en la región de Marcas, según el Instituto de Geografía y Vulcanología (IIGV). 
 
“Parecía que se trataba de dos personas, pero en realidad hay un solo herido”, indicó desde Rieti (centro) Fabrizio Curcio, portavoz de la Protección Civil, en su primer informe oficial.
 
Los socorristas asistieron a numerosas personas por malestares y pánico, ya que muchos sobrevivieron al devastador terremoto del 24 de agosto que provocó la muerte de unas 300 personas.
 
“Están destrozados. Nos estamos concentrando en las personas,  porque es una población que está reviviendo lo mismo que ocurrió hace dos meses con el terremoto de agosto”, dijo.
 
“Hay derrumbes en todas las aldeas afectadas, estamos en contacto con todos los alcaldes y presidentes de la Región, los cuales están trabajando para ayudar a la población”, aseguró el funcionario.
 
“Es muy difícil hacer una evaluación de la situación debido a la oscuridad, además la región está afectada por el mal tiempo. Hay que esperar la luz del día”, precisó Curcio.
 
“En Castel S’Antangelo sul Nera falta la luz. Hemos enviado faros y personal”, explicó pocas horas antes p Cesare Spuri, de la Protección Civil de Marcas.
 
Los dos movimientos sísmicos fueron percibidos muy claramente en Roma.
 
El primero se registró a 9 kilómetros de profundidad en la zona de Macerata, en las Marcas, localizada no muy lejos de las aldeas arrasadas en agosto.
 
El Instituto Geológico Estadounidense confirmó por su parte que detectó el primer sismo de magnitud  5,5 cerca de Visso, en la provincia de Macerata.
 
El sismo, que se sintió también en Florencia y Nápoles, según los expertos de IIGV, “está conectado con el terremoto del 24 agosto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here