El amor maternal puede trascender las especies. Así lo demuestra esta orangutana, sin importarle el ADN, adoptó a cuatro cachorros de tigre como si fueran sus hijos biológicos.

Fuente: Ecuavisa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here