Tras seis horas de audiencia y dos de deliberación, el Tribunal de Garantías Penales de Quito no aceptó esta noche la acción de medidas cautelares planteada por colectivos GLBTI (Gays, Lesbianas, Bisexuales, Transgénero e Intersexuales), en contra de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) y organizaciones religiosas; y, al contrario convocó a una nueva audiencia, pero de acción de protección para el próximo miércoles a las 08:00.

Los peticionarios plantearon la acción para que se impida la marcha ‘Con mis hijos no te metas‘, que se realizó el pasado 14 de octubre.

Bajo ese argumento el tribunal reconoció que ellos no podían resolverlo, pues recién el 16 de octubre a las 11:00 fue sorteado el caso y la marcha ya “es un hecho consumado”.

Se argumentó que no podían emitir una resolución sobre la medida cautelar porque no tenían los elementos que establezcan que la Conferencia Episcopal había emitido mensajes “de odio” hacia estos grupos en las redes sociales, ya que los demandantes pidieron que estos textos sean “removidos”.

A este acto no acudieron los representantes de la CEE, el monseñor Eugenio Arellano; el vicepresidente, monseñor Luis Cabrera; y el secretario, monseñor René Coba. De los accionados de los grupos religiosos asistieron Estuardo López y Jaime Cornejo, pero no Fernando Lay ni Freddy Guerrero.

El argumento de sus abogados defensores fue justamente que no fueron notificados de “forma individual”, sino a las direcciones de la CEE y de un Movimiento por la Vida y la Familia, por lo que se les negaba el derecho a la defensa.

Por ello, el Tribunal integrado por Wilson Caiza, Miriam Escobar y Fausto Lana pedirán al Consejo Nacional Electoral (CNE) las direcciones de cada uno de los acusados para que asistan a la nueva audiencia de acción de protección.

Esta última se dispuso esta noche porque se advierte la presunta vulneración de derechos, denunciados por los defensores de los derechos GLBTI.

Cinthya Carrasco, defensora de los accionantes Iván Carranza, Cayetana Salamanca y Michael Fuentes, pidió que la medida se dicte para evitar que se sigan vulnerando sus derechos a través de la campaña ‘Con mis hijos no te metas’, creando “un ambiente de hostilidad con comentarios de odio”.

Denunció que han recibido amenazas a su integridad, por lo que dentro de esa acción pidieron protección estatal.

Pierre Pigozzi, defensor de la CEE, pidió que se deseche el recurso porque la marcha ya se efectuó y son “hechos pasados”. Defendió también la libertad de expresarse, por lo que demandó que los denunciantes los están ‘censurando’, tratando de prohibir su marcha.

Braulio Álvarez, abogado de Cornejo, expresó también que la movilización era un hecho consumado, pero que ahora “ven de dónde viene la tolerancia”. “¿No tenemos derecho a expresarnos? ¡Qué pretenden, imponernos a nosotros! ¿También vamos a ser censurados?”, se cuestionó. (I)

 

Fuente: El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here