Una vivienda de dos plantas está destruida, otras cinco están cuarteadas. El terreno está saturado de agua.
 
La casa de Jaime Mejicano Angamarca, en el barrio El Panecillo de Gualel, es la primera en caer. Su estructura de madera y paredes de tapia no fueron capaces de aguantar al temporal, menos aún sobre un terreno minado por la filtración de agua para consumo doméstico mal canalizada y de pozos sépticos colapsados.
 
Lo preocupante es que el problema está extendido por todo el sector y está afectando a otras infraestructuras que podrían correr la misma suerte. Según el presidente del Gobierno Parroquial de Gualel, Franco Angamarca, son 5 casas las que presentan cuarteaduras, en las que incluso ha comenzado a salir agua del piso de las habitaciones. Explica que las filtraciones provenientes del barrio San Juan.
 
Angamarca señala que la solución definitiva para este problema está en el remplazo del sistema de agua entubada, para lo cual ya tienen aprobado un estudio de ampliación del sistema de agua potable para estos barrios. Así mismo esperan que se amplíe la tubería de alcantarillado para canalizar adecuadamente las aguas servidas, algo que ya se ha pedido al Municipio de Loja.    
 
Estudio de riesgos 
Pablo Castillo, coordinador zonal de la Secretaría de Gestión de Riesgos, indica que técnicos de la institución se han desplazado para levantar la información pertinente sobre el sitio y las personas afectadas a las que se les entregará ayuda humanitaria al igual que a las 92 familias que en las últimas semanas han sido afectadas por la temporada invernal en las parroquias noroccidentales del cantón Loja, específicamente Taquil, Chantaco, Chuquiribamba y Gualel.   
 
Castillo señala que se esperará el levantamiento de la información de campo para analizar las posibles soluciones técnicas al inconveniente, la cual se remitirá a los organismos competentes para que puedan atender la emergencia.
 
Alcívar Saca, coordinador de parroquias del Municipio de Loja, explica que la afectación se presenta en un área urbana en donde ya se ha hecho un estudio técnico para construir obras de saneamiento, no obstante de manera emergente se ha informado a la Unidad Municipal de Agua Potable y Alcantarillado para haga una inspección, así como a Gestión de Riesgos del Municipio de Loja, para coordinar una salida a la emergencia de manera inmediata.
 
Saca informa que ante este tipo de problemas el Municipio está dando atención tanto extendiendo los sistemas de alcantarillado y de agua potable, pero también asesorando técnicamente para construir nuevos pozos sépticos en sitios donde las casas son muy dispersas, recalcando que este es el último recurso.  
 
Puso como ejemplo el mismo caso de Gualel en donde ya está construido el alcantarillado del barrio San Francisco y El Rodeo, los cuales tienen plantas de tratamiento de aguas residuales. (CAB) 
 
“Necesitamos que se agilite la construcción del sistema de agua potable para esta zona para impedir más filtraciones”
Franco Angamarca
Presidente del Gobierno Parroquial de Gualel
 
Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here