El ministro de Educación, Augusto Espinosa, detalló ayer en esta ciudad un nuevo programa contra el consumo de drogas en los establecimientos educativos. Esta acción coincide con la difusión, esta semana, en las redes sociales de imágenes de un adolescente inhalando presumiblemente estupefacientes en su salón de clases.

Ese hecho se produjo en un colegio fiscal de Milagro. Las imágenes muestran a la maestra dar vueltas en el aula, mientras algunos compañeros observan al adolescente llevarse a la nariz una sustancia en polvo dispuesta en fundas pequeñas.

Este es uno de las decenas de casos de consumo de drogas que se aprecian a diario en los lugares públicos de Guayaquil, especialmente. Esta realidad también la dio a conocer este Diario entre el domingo y martes pasados.

La problemática de la droga en los planteles no es lejana a la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), ni en el resto del país, y eso fue reconocido por Espinosa, quien dio detalles de la iniciativa en el emblemático colegio Vicente Rocafuerte junto con el ministro del Interior, José Serrano.

“En todas las ciudades hay el problema focalizado en algunos planteles, pero no es que es un consumo generalizado. Es un porcentaje pequeño de jóvenes que está abajo del 10%”, refirió el ministro de Educación.

Sobre el caso del estudiante de Milagro, el funcionario refirió que se está trabajando con consejería estudiantil y el Ministerio de Salud, pues considera el consumo de drogas como un problema de salud pública.

En relación con el programa denominado Misión educación, cero drogas, presentado en Quito en agosto, Espinosa y Serrano coincidieron en que el plan apunta a erradicar el microtráfico y el consumo en los trece mil centros educativos que hay a nivel nacional.

Para ello se ha diseñado un sistema informático en línea a través del cual la comunidad educativa (padres, docentes y directivos de planteles) podrá denunciar situaciones de riesgo que considere en los planteles, espacios públicos y demás.

Serrano citó que en el sistema se podrán adjuntar fotografías para identificar a los supuestos microtraficantes.

La iniciativa implica también la conformación de brigadas de padres para supervisar el ingreso y salida de los alumnos.

Espinosa señaló que este fin de semana empezará en la ciudad una fase de capacitación para el manejo del sistema.

El plan, agregó, priorizará a los 950 establecimientos educativos que en el país tienen más de 900 alumnos.

Madres de familia como Maribel Mendieta y Pilar Rodríguez dijeron estar de acuerdo con la medida. Ambas, por precaución ante el problema de consumo de drogas entre adolescentes y jóvenes, acompañan a sus hijas al ingreso y salida de un colegio del bloque 3 de Bastión Popular, noroeste.

“Aquí se ve a bastantes chicos que llegan a ofrecer droga a los estudiantes, a pesar de que los profesores se paran afuera del colegio, no respetan nada”, comentó Mendieta. (I)

El programa

1. Capacitación
Desde este fin de semana padres y docentes serán capacitados para manejar el sistema informático.

2. Asignación de claves
Luego de ese proceso los integrantes de la comunidad educativa recibirán claves personales para ingresar datos.

 

Fuente: El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here