El intenso sol se ha proliferado en la mayoría de cantones, los cuales piden apoyo.
 
El conocido “veranillo” de noviembre se ha extendido más de lo habitual y esto genera afectaciones en la provincia de Loja. En algunos cantones no descartan activar el Comité de Operaciones de Emergencia (COE).
 
A criterio de la gobernadora de Loja, Johanna Ortiz, “son épocas y cada una de las instituciones toma las acciones correspondientes”. Argumenta que en caso de terrenos afectados el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) lleva una campaña permanente denominada agros seguros.
 
“Los mismos productores han tomado acciones y precauciones. No hemos tenido la activación de la mesa 5, lo haremos en su momento con los productores directamente”, sostuvo, aunque dijo que sí están activos por los incendios forestales.
 
Afirmó que no tiene un informe sobre los cantones más afectados, “pero la ciudadanía, el productor, también es corresponsable de tomar las precauciones correspondientes”, puntualizó.
 
Paltas
En este cantón la situación está  complicada y crítica. Según afirmó Ramiro Maita, alcalde del sector. La falta de lluvias genera un complejo panorama. “Estamos trasladando agua desde un sector entre Chaguarpamba y Olmedo para llenar los pozos para de ahí hacer el proceso y dotar de agua a la ciudadanía”, afirmó.
 
Aduce que también los sembríos y el ganado están sufriendo. Por ejemplo en el sector El Valle dice que están cavando por una quebrada para que se forme un pozo y así extraer el líquido a través de bombeo; aunque hay pozos que se han secado.
 
En otros sectores de la parroquia rural Casanga, en la quebrada de Playas, La Ramada y otros, asimismo, hay problemas.
 
“Estamos apoyando en ciertas partes con maquinarias para hacer pozos profundos, pero ya está muy escasa el agua”, sostuvo. Dejó en claro que ha informado la situación y que lo conocen algunas autoridades locales.
 
Macará  
Según informó el alcalde del lugar, Roberto Viñán, la situación está muy difícil y eso les genera suma preocupación. “No hay ningún vestigio que pueda aparecer el invierno y por lo que se  observa la lluvia no será muy buena”, afirmó.
 
En tal razón dice que se están secando las fuentes de hídricas como el afluente del río Macará, el mismo que tiene poco caudal y nace en las cordilleras de Espíndola, Quilanga y Calvas, lo que evidencia que no haya lluvias.
 
De continuar el estiaje, a decir de Viñán, se proliferarán los problemas por el recurso hídrico, “que afectaría a la provisión de agua para los cultivos y para la ciudad”, sostuvo.  Sobre la producción agrícola dice que también se afectan incluso a los que cuentan con canal de riego.
 
Al momento mediante tanqueros están abasteciendo de agua a las partes altas de la ciudad durante tres veces a la semana. No descartan activar el COE cantonal para tomar acciones. (DVL).
 
EL DATO
La Gobernadora de Loja dice que el productor también es corresponsable de tomar las precauciones.
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here