El parque central se ha convertido en el refugio de los desempleados. Bolsa de Emprendimiento dice que inserta laboralmente.

 

Las personas que acuden los primeros días de la semana a los corredores que rodean el parque central tienen algo en común: son desempleadas.

 

La escasez de fuentes de trabajo obliga a los ciudadanos a acudir a la intersección de las calles Bolívar y 10 de Agosto en busca de un empleo, que les permita llevar el pan a sus familias que, en la mayoría de los casos, son numerosas.

 

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), el desempleo en el Ecuador disminuyó el 4,4% en  marzo 2017, en comparación  con el año anterior, donde el índice estaba en el 5.7%, lo que significa que aproximadamente 94 mil personas han salido del desempleo.

 

En Loja, la falta de una oportunidad laboral se evidencia en el parque central, en donde cada lunes se reúnen aproximadamente de 150 a 200 personas en espera que alguien las contrate para trabajos ocasionales, esto es en las ramas de construcción, albañilería, carpintería, entre otras.

 

Darwin es un padre de familia que se dedica a la albañilería y desesperadamente busca trabajo desde hace tres semanas en el parque central. A pesar que permanece en el lugar, de 07:00 a 12:00, hasta la fecha no ha tenido suerte, lo que empieza a generar conflictos en su hogar porque desde hace días dejó de llevar dinero.

 

A Darwin no le importa permanecer varias horas sentado en las bancas del parque central, muchas veces soportando hambre, frío y lluvia con tal de encontrar trabajo, pero  la espera se vuelve inútil porque al final no es contratado.

 

“Cuando me ha salido un contrato ocasional no me han pagado lo justo y si me pasara algún accidente dentro del trabajo tendría que esperar la voluntad del jefe para poder ser atendido en el hospital del IESS porque no soy asegurado”. Así afirma Luis, otro desempleado que ve un futuro incierto con la actual situación económica que vive el país.

 

El Código Laboral de la Constitución de 2008, en su artículo 326, numeral 1, indica que  el Estado impulsará el pleno empleo y eliminará el subempleo y desempleo. Ante esto, Felipe Solano, especialista en Derecho Laboral, dijo que “si nos remitimos al marco jurídico significa que las políticas públicas del Ecuador tienen que generar inversión a través de la contratación pública, generando así fuentes de trabajo, inclusive la inserción laboral”.

 

Faltan fuentes de trabajo

Hace dos años se implementó en la ciudad la Bolsa Global de Emprendimiento, proyecto que fue ejecutado por el Municipio de Loja y el Ministerio de Trabajo, con el fin de promover el trabajo justo y digno, fomentando el emprendimiento, inserción laboral y la formación profesional de los habitantes del cantón Loja.

 

Pero, ¿se ha cumplido con ese propósito? La respuesta es no. La actividad laboral de los trabajadores no ha variado, su situación sigue siendo dramática y los niveles de desempleo siguen siendo altos.

 

Andrés Sigcho, coordinador de La Bolsa de Empleo y Emprendimiento, dijo que esta entidad sirve de intermediaria entre la empresa privada y pública para la contratación de trabajadores, basándose en el perfil laboral y conocimiento de las personas que postulan a las fuentes de trabajo.

 

El funcionario municipal aseguró que tienen más de 2.000 personas trabajando por medio de este sistema. Estas cifras no se compadecen con la realidad, dice Luis Cando, obrero desempleado. (Lilia Córdova y Adriana Alulima, estudiantes de Comunicación Social de la UNL)

 

LA CIFRA

150 a 200 ciudadanos se reúnen cada lunes en la plaza central para buscar empleo.

 

Cuando me ha salido un contrato ocasional no me han pagado lo justo…”, Luis, desempleado lojano.

 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here