Un deslave de considerables dimensiones se registró en diciembre de 2015 en el trayecto que conecta a la cabecera parroquial de Orianga (Paltas), con las comunidades de El Triunfo, Valle Hermoso, Naranjito, Naranjillo, Tunima, El Prado.
 
Esta es una vía de unos 8 kilómetros aproximadamente que por la gran cantidad de material y la peligrosidad que representa, la alternativa es realizar una variante para que los vehículos puedan circular.
 
Según informó, la presidenta del Gobierno Parroquial de Orianga, este lunes empezarán a realizar los estudios para hacer la variante en dicho tramo, gracias a un convenio que hicieron con el Municipio de Paltas. “Ante la negativa del Gobierno Provincial de Loja (GPL) de apoyarnos con el estudio esperamos que nos ayuden con la ejecución de la obra”, afirmó.
 
Adujo que espera que los apoyen ya que es una arteria parroquial que es competencia del ente provincial. Sobre el tema, Diario La Hora, intentó obtener un criterio del GPL pero se mencionó que lo podrían hacer el lunes.
 
Jimbilla
En cambio en la parroquia lojana, Jimbilla el deslizamiento es en el sitio Machala del área urbana que afectó a dos viviendas, una batería sanitaria y continúa asediando a los tanques de agua potable.
 
Celín Gordillo Lituma, presidente del Gobierno Parroquial, explicó que todavía no tienen respuestas del Municipio de Loja sobre el trabajo que pueden realizar en el lugar. “Se necesita una intervención inmediata de lo contrario colapsarían los tanques de dotación del agua potable”, sostuvo.
 
Además dijo que por la presencia de lluvia cada día se asienta más el material. En cuanto al acceso a la parroquia recalcó que también está en mal estado y la situación empeora con la lluvia, aunque en estos días hay maquinaria en el lugar para dar paso. 
 
Elio Guarderas, técnico geólogo de Gestión de Riesgos del Municipio de Loja, afirmó que el problema obedece al fenómeno invernal; “las aguas superficiales que están en la parte alta no tienen unos drenes y están afectando al talud”, sostuvo.
 
A esto Ricardo Maldonado, responsable del mismo departamento, afirmó que realizaron un informe técnico para determinar cuáles son las circunstancias por las que se generó el derrumbe, “ya se hizo la inspección respectiva y también se coordinó con la Secretaría de Gestión de Riesgos, MIES para el apoyo humanitario”, puntualizó.
 
En el informe se sugiere obras de mitigación, trabajos de impermeabilización en la parte superior y una obra de contención. “La planta está retirada del borde del talud pero continúa desprendiendo y se está comprometiendo”, aclaró. (DVL).
 
EL DATO
En Jimbilla de continuar los deslizamientos afectaría una planta de agua potable.
 
EL DATO
En Orianga se interrumpió el paso a 8 comunidades. La solución es una variante.
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here