En medio de deudas con el sector exportador, Ecuador busca anexar al brócoli, el atún, las flores y las alcachofas a la lista de 400 subpartidas de productos que ingresan sin aranceles a Estados Unidos por medio de los beneficios del Sistema General de Preferencias (SGP).

La última renovación de ese sistema fue en el 2015 en una Ley de extensión proclamada por el presidente Barack Obama que alargó el beneficio hasta el 31 de diciembre de 2017.

Juan Carlos Cassinelli, ministro de Comercio Exterior, detalló que a finales de julio solicitó a John Melle, representante de Comercio de los Estados Unidos para el Hemisferio Occidental (USTR), que se incluyan estos productos.

Ahora se espera una decisión de Obama en diciembre, dijo.

De enero a marzo de este año, según la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), el brócoli y las flores muestran crecimiento en las ventas a EE.UU., pero las conservas de atún no.

Carlos Zaldumbide, gerente de la exportadora de brócoli Provefrut, espera el ingreso de su producto al SGP, pues calificó la situación del sector como crítica. Esto porque el 45% de sus exportaciones ingresan pagando un arancel del 14,9%.

A esto se suma a que en este año el Gobierno dejó de pagar los Certificados de Abono Tributario (CAT), un mecanismo que compensa el pago del arancel de productos incluidos en la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de Drogas (ATPDA), a la cual Ecuador renunció en julio de 2013.

Según Zaldumbide, su empresa recibía unos $ 254 mil mensuales con los CAT.

Y otros $ 129 mil por concepto del drawback, un incentivo de devolución de los impuestos que pagan los exportadores. Tampoco ha recibido el pago.

Alejandro Martínez, presidente ejecutivo de Expoflores, indicó que el producto ingresa al mercado estadounidense pagando un arancel del 6,8%.

Explicó que para beneficiarse del SGP las exportaciones no deben sobrepasar los $ 155 millones al año. Su sector vende cerca de $ 138 millones.

El atún también espera su inclusión a las SGP. Al momento, las conservas de atún en agua ingresan a EE.UU. con el 12%, y las de aceite, con el 36%.

A este sector el Gobierno le adeudaría $ 35 millones por concepto del drawback, según Bruno Leone, vocero de la Cámara de Pesquería. Agregó que por los CAT debía recibir cerca de $ 4,5 millones.

Al ser consultado sobre estos pagos, Cassinelli dijo: “No hay atrasos ni moras, es un incentivo y como incentivo no hay una mora, se le fijó un presupuesto en el 2015 y se tuvo problemas de liquidez…”.

Explicó que se analizan mecanismos de financiamiento; al momento ya hay una decisión para el sector pesquero. (I)

Fuente: El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here