“Hay que parar”, afirmó el futbolista francés Karim Benzema en Twitter, después de que se revelara que personas de su entorno son sospechosas de estar implicadas en un supuesto intento de secuestro para cobrar un dinero perteneciente al delantero del Real Madrid.

“Una persona cercana a Benzema toca el brazo de De Souza, es un secuestro’.’De Souza recibe una paliza, no tiene ni un día de baja’, ‘De Souza dice que Benzema estaba en la furgoneta, hipótesis descartada por los investigadores’. ¿Es serio este mundo? #Hayqueparar #Dadmeunrespiro #Esdemasiado pfff”, tuiteó el delantero del Real Madrid.

El nombre de Benzema salió en un artículo publicado por el portal francés Mediapart que además señalaba a miembros del entorno del futbolista. 

Según el mismo medio,  Léo D’Souza, un agente de futbolistas y conocido de Benzema, interpuso una denuncia el lunes 8 de octubre por tentativa de secuestro ocurrido un día anterior. El mánager de 33 años, habría asistido al partido PSG-Lyon en París, después de éste el gupo de personas lo habría interceptado. ¿El motivo? Casi 50.000 euros ($57.332) que se le deberían al ariete del club ‘merengue’.

Un amigo de infancia de Benzema, Smaïne Tabennehas, y el chofer del delantero del Real Madrid, habrían intimidado a D’Souza para que subiese a una furgoneta negra en un barrio de la capital francesa, afirma el portal de información francés, añadiendo que éste se negó a subir y cree que vio la silueta de Benzema en el interior del vehículo.

La fiscalía de París abrió una investigación por intento de extorsión aunque la indagación policial apunta a que Benzema no estaba en el lugar de los hechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here